jueves, 8 de abril de 2010

Isaac

Quiero empezar mi primera entrada con una frase de un grande de las palabras, Don Miguel Delibes “Si el cielo de Castilla es alto es porque lo habrán levantado los campesinos de tanto mirarlo”. Porque ante todo soy de Castilla y de pueblo.

Nunca se me olvidara la primera vez que le vi entrando por la puerta, había regresado de un día mas de clase, cuando vi que la puerta estaba abierta de la peor habitación que había en el piso, en la calle Valdivia, solo había una pequeña ventana por la que se colaban algunos rayos de sol, cubierta por unas rejas, era como un zulo sombrío y frió.

Cuando me disponía a comer uno de los suculentos taper de mi madre, apareció un tío en la puerta del piso, se presento hola me llamo Isaac y soy periodista, con su gabardina gris y su barba, pensé vaya personaje este tiene treinta años, he de reconocer que la primera impresión no fue buena.

Trascurrieron las semanas y fuimos hablando, recuerdo el día que le mencione que me gustaba el cine estaba sentado en su ordenador escribiendo cuando le empecé a hablar de cine por hablar de algo nunca pensé que a ese día seria para nosotros el día que empezó nuestro amistad, en que empecé a verle con otros ojos a pensar mira si parece majo y todo el chaval.

Nuestros siguientes encuentros aparte del contacto diario en casa era cuando nos íbamos a tomar unas cañas y a comer cacahuetes, fue entonces cuando empezamos a hablar a conocernos a entablar amistad gracias a el empecé a ver una gran serie como Los Soprano películas que jamás habría visto si no fueran por el y sus recomendaciones.

Llego el verano y abandone el piso de valdivia, pero no perdí su amistad, raro el día que no quedábamos para tomarnos un café y ponernos al día de lo que nos había pasado el día anterior en nuestra vidas, uno de esos días que le llame para tomarnos el café me dijo que estaba enfermo y que le tenían que operar mes y medio estuve sin verle y el café ya no sabia igual, cuando volvió nos plateamos la aventura de vivir juntos compartir piso, nuestra vida cambio y es lo que os vamos a intentaros contar.

1 comentario:

  1. Vaya, vaya... estoy deseando saber cómo sigue esta historia.

    ResponderEliminar